Las palabras de hoy voy a dedicarlas en memoria de una gran persona, excelente profesionista y compañera de trabajo, pero antes que nada mi gran amiga. Me refiero a la L.I. Guadalupe Ramírez Crescencio (QEPD) en este día que cumple 2 años de su partida hacia el encuentro con el Creador del Universo.

 

La Lic. Lupita era originaria de la ciudad de Orizaba, Veracruz y llegó a esta ciudad para incorporarse al Instituto Tecnológico en el año 2004, cuando en la ciudad de Tapachula no había personal capacitado en el área de Informática y Computación para poder cubrir las materias de la carrera deLicenciatura en Informática. Desde su incorporación al Tecnológico, se caracterizó por su responsabilidad y dedicación al preparar las clases de las materias que le fueron asignadas. Durante su trayectoria en la Institución, contribuyó a la formación de cientos de estudiantes, siempre preocupándose por los problemas de ellos, orientándolos, motivándolos y asesorándolos para que pudieran salir adelante en sus actividades académicas. Lo anterior le sirvió para ganarse el cariño y respeto de todos sus estudiante y es recordada con cariño por todos ellos. Paralelamente a su actividad docente, ocupó diferentes cargos académico-administrativos, entre ellos fue Secretaria de la Academia de Sistemas y Computación, Presidente de la Academia de Licenciatura en Informática y en su último cargo se desempeñó como Jefe de Proyectos de Vinculación del Departamento de Sistemas y Computación.

Lupita fue una maestra que enseñó con el ejemplo. Practicaba una serie de valores que hoy en día nos hacen mucha falta, como la justicia, la honestida y la lealtad. La práctica de ellos la llevó a formar parte de la Delegación Sindical de nuestra Institución cuyo grupo de trabajo coadyuvó a que la administración del Tecnológico retomara el rumbo después de una época de retraso académico y administrativo. Ese espíritu de justicia y equidad que siempre la caracterizó la mantenía abanderando luchas por causas justas, lo cual hizo hasta el último día de su vida.

Hasta en su trágica muerte nos dejó muchas enseñanzas y  reflexiones. Nos enseñó que la vida es efímera, que se puede acabar en cualquier momento, que cualquier decisión trae consecuencias que pueden terminar con nuestros proyectos personales, familiares y profesionales. Ella se fue dejándonos un gran dolor a todos los que conocimos, en especial a su esposo José Luis y sus dos hijos, Pepe y Andrea, a quienes el tiempo se encargará de curarles las heridas que significa la pérdida de una esposa y madre.

Lupita, mi colaboradora y amiga, te fuiste en la plenitud de tu vida, dejaste infinidad de proyecto inconclusos, pero sólo Dios sabe el porque tenías marcado este destino. Desde donde te encuentres se que estas al pendiente de todos nosotros y quiero expresarte que sigues presente en el pensamiento y corazón de todos nosotros, de tus alumnos, compañeros y amigos que estuvimos contigo y te vimos partir. Elevo mis mas fervientes oraciones para tí, por tu descanso eterno y estas humildes palabras en tu memoria.

LUPITA, DESCANSA EN PAZ, AMIGA QUERIDA

Powered By DT Author Box

Written by Mtro. Gustavo Reyes Hernández

Maestro en Gestión de Tecnologías de la Información
Investigador sobre el uso de las TIC’s en la educación

L.I. Lupita, sigues presente entre nosotros

2 thoughts on “L.I. Lupita, sigues presente entre nosotros

  • Mtro. le deseo en estas fecha un caluroso saludo, me llamo jesus rodriguez; originario de Orizaba. Ver., hace tiempo que he querido ponerme en contacto con guadalupe cresencio, desgraciadamente veo que se nos ha adelantado en esta vida, le pediria por favoy que me corrobore si estamo hablando de la misma persona, y de ser asi, por favor seria tan amable de proporcinarme algun dato donde pueda comunicarme con sus familiares en orizaba, por su atencion muchas gracias, atte. lic. c.c. jorh PD: mi correo es armam_angy@hotmail.com.

  • L.I.Gustavo R.Hola muchas gracias por sus palabras sobre Guadalupe,por seguir recordandola y por las oraciones en su nuevo camino,estoy de acuedo con la gran enseñansa ke nos dejo a muchos,la vida es efimera,y hay ke vivirla con resposabilidad cada dia, cada momento hay ke disfrutarlo con un buen sabor,y sazon,un saludo y gracias por el cariño y respeto a lupita y su fam. de igual manera es reciproco ntros deceos para ud.y su familia.muchas bendiciones.
    atentamente:M.Luisa.

Leave a Reply

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers:

%d bloggers like this: